domingo, 19 de octubre de 2014

MEGA PIRANHA


Estamos en Puerto Ayacucho (Venezuela), a las orillas del río Orinoco, allí un grupo de científicos de la Unesco realiza investigaciones genéticas con el elemento N-23 que hace que los peces crezcan exponencialmente, eso haría que los peces comestibles alcanzaran un tamaño enorme y así se podría combatir el hambre en el país; por error el elemento N-23 es inoculado en unas pirañas lo que las convierte en unos enormes y feroces seres que no se detendrán ante nada; menos mal que, como de costumbre, los yanquis vendrán a salvarnos el culo.


El director de esta peli es Eric Frosberg, que además de hacer los guiones de sus pelis suele hacer un cameo en ellas, aquí encarna al embajador de los EEUU en Venezuela, una de las primeras víctimas de las voraces pirañas, y que también ha dirigido: Alien Abduction, Nigth of the Dead: Leben Tod, Pledge of Allegiance ó Sex Pot. Esta Mega Piranha ha sido su última peli como director hasta la fecha ¿Ha acabado esta película con su carrera? No parece descartable, desde luego.



Entre los actores encontramos a: Paul Logan (L.E.T.H.A.L. Ladies: Return to Savage Beach, Isla Maldita (y su secuela Komodo Vs Cobra), The Eliminator, Way of the Vampire, The Terminators), la cantante Tiffany (Death and Texas, Necrosis, Mega Python Vs Gatoroid, Sum Rocks!), David Labiosa (El Ente, El Guardián, Secretos Inconfesables, Sin Piedad), Matt Lagan (Mega Shark Vs Giant Octopus, Una Princesa de Marte, Titanic II, 2010: Moby Dick)



 Estamos ante un subproducto de los muchachos de Asylum, si no sabéis quien son (todavía) no sois fieles seguidores de este blog, donde ya hemos comentado: Transmorphers (Abril del 2009), Alien Vs Hunter (Marzo del 2008) ó Sharknado (Octubre del 2013), aunque sin duda he de decir que esta es la peor peli de Asylum que he visto jamás (que ya es mucho decir), las actuaciones son lamentables, los efectos especiales penosos y la historia…




Si, eso es lo peor, el guión, ya que es una de esas películas destinadas a demostrarnos que los estadounidenses son lo puto mejor y el resto somos lo puto peor (sobre todo los venezolanos que los ponen de vuelta y media), hay una gigantesca invasión de megapirañas (si, llegan a comerse helicópteros y derribar edificios) el ejército venezolano como es muy cutre y bananero solo empeora la situación, pero no os preocupéis, un marine americano (el solo) es capaz de acabar con la plaga con sus propias manos, en uno de los finales más lamentables y menos creíbles de la historia del cine (te quedas pensando ¿así acaban con la plaga? Si hombre, mis cojones).





Como la película esta rodada en clima tropical (aunque claro, no se rodo en Venezuela sino en Belice) todo el metraje esta quemado y tiene un color amarillo intenso (claro, hace un calor…), el bueno de Eric Frosberg no solo no se conforma con repetir algunas escenas, sino que tiene un efectito con un sonido zumbante acompañado de cámara rápida que parece curioso las 2 o 3 primeras veces, pero a la que lo hace por trigesimocuarta vez cansa un bastante, la verdad. Pero no solo los actores actúan mal, es que incluso los extras lo hacen mal, como estos que vemos en el fotograma inferior que se tiran al agua para que el coche no les atropelle cuando ha pasado ya hace rato.





Y, para mi, lo peor de todo, es que parece que subyace un toque de racismo en todo el film, no solo ya porque los yanquis aparezcan como seres superiores en la peli (no es la primera ni será la última), sino que además no aparece ningún afroamericano con un papel medianamente relevante (solo aparece un actor de color unos segundos para morir horriblemente) y además a los soldados venezolanos (como son los malos de la película) los ponen a hacer gestos como si fuesen los negratas chungos del barrio, así en plan rapero chulo y desafiante, no sé, quizá no se les ocurriese otra manera mejor de mostrar que los tipos eran malos pero me parece una opción deleznable.





Si os animáis a ver esta peli (haceos un favor, mejor no) veréis leves pinceladas de sangre, gore y tetas y culos (levísimas), los famosos corales del rio Orinoco (que evidentemente no existen) que a saber de que documental marino cogieron las imágenes (que, por supuesto, también se repiten), veréis también lo mal de fondos que están en Venezuela ya que te torturan a base de golpes con una guía telefónica (no porque no deje marca ni nada de eso, son así de cafres), un claro ejemplo de heroísmo yanqui: un solado venezolano (enemigo) está siendo devorado por un grupo de pirañas del tamaño de perros de presa, pues el científico yanqui está dispuesto a enfrentarse con sus propias manos a las decenas de pirañas enloquecidas… sí, vale, se nota que es una de esas veces en las que después se dice: Porque me estabas sujetando que si no… Y para terminar el mejor momento de la película, cuando el marine es atacado por una manada de voraces pirañas gigantes, está completamente desarmado pero eso nunca ha sido un problema, comienza a repelerlas cual Cristiano Ronaldo, a base de patadas en la boca, será posiblemente el único momento en que te rías con la peli (si es que te ríes).





Y esta vez no voy a poner otros carteles de la película (básicamente porque no hay), así que os pongo un curioso enlace con los diseños de aquellos monstruos extravagantes de películas cutres que tanto nos gustan:


MEGA PIRANHA
Lo Mejor: Eeeeeh… esto… sí, veréis… que no, que es un mojón.
Lo Peor: Que lo dicho con anterioridad es totalmente cierto.

Puntuación: 1
El Buen Doctor Afirma: Dioooossss… que cosa más mala, y yo que pensaba verme otras de Asylum como The Terminarors o Una Princesa de Marte, me lo voy a tener que repensar; si con lo que me gustan a mi las italianadas jungleras no sé para que me pongo a ver cosas como estas…


IMDB: http://www.imdb.com/title/tt1587807/?ref_=nv_sr_1

1 comentario:

PANZA. dijo...

Yo soy un fiel seguidor de Asylum, pero esta peli la vi de la mitad al final, y si, es malisisma, que eso significa bueno jeje